Venezuela es aclamada en Nicaragua con sus boleros

Gerardo Valentín con sus compañeros del Festival

Conversar a distancia con el intérprete venezolano Gerardo Valentín y sentir la emoción de su voz cansada, pero llena de satisfacción, resulta contagiante.

"Canté en liqui-liqui" es la primera frase que suelta. Y es que la venezolanidad de este guariqueño va más allá de una simple marca o estilo, es su manera de vivir el gentilicio: cantándole con todo el honor y el respeto que merece.

Por eso no dudó en escoger el tema de nuestro Simón Díaz "¿Qué vale más?" como canción bandera para representar a Venezuela en la tercera edición del Festival Internacional del Bolero, Nicaragua 2015, celebrado en varias ciudades de la vecina centroamericana.

Gerardo Valentín, además, interpretó el tema "El Triste", del mexicano Roberto Cantoral García, lo que hizo que las mil 200 personas que colmaron el Teatro Rubén Darío de Managua se levantara en pleno para ovacionar por minutos al venezolano. 

Mostrando la emoción y el reconocimiento
"Una gala inolvidable. Estaban los representantes del cuerpo diplomático de las embajadas de los países que participaban, diputados y representación oficial. Es que la presencia de Venezuela en Nicaragua es absoluta. ¡Cómo nos quieren!", confiesa a través del teléfono.

La clausura del festival se llevó a cabo la noche del sábado 14 de febrero, cita más que pertinente para cantarle al amor en su día con un desfile de boleros en las voces de cantantes latinoamericanos.

El venezolano fue invitado al cierre para acompañar a sus colegas de Cuba y Nicaragua y fue tanta la emoción en la sala y tanto el cariño que profesan los hermanos nicaragüenses a nuestro país que terminaron bailando al son de "Llorarás", de nuestro Oscar D'León.

Joropo en la Embajada de Venezuela

Más temprano, Gerardo Valentín fue recibido por coterráneos en la sede de la embajada de Venezuela en Managua, para compartir con el personal, cantarles joropos y temas venezolanos, además de ser obsequiado y felicitado por su destacada actuación en los días que permaneció en ese país.

Gratos días, muchas experiencias y recuerdos y la promesa de un regreso para seguir haciendo bien lo que bien sabe hacer: cantar con el corazón en Venezuela.